EXPOSICIÓN ACTUAL

CRISTOBAL PÉREZ GARCÍA
"Toval"


Exposición de pintura
Del 4 al 29 de mayo


VER MUESTRA DE LA EXPOSICIÓN




¿Hasta dónde participan los pintores naturalistas y realistas del paisaje, como perpetuadores de la tradición académica del siglo XIX, en los movimientos de pintura moderna, de pintura contemporánea?

La naturaleza, lo existente, el “mundo exterior de realidades” produce un efecto estético, como observó Emmanuel Kant. Este, sin embargo, coloca lo “bello natural” delante de lo “bello artificial”. Cristóbal Pérez difiere de esta valoración aunque nunca lo haya declarado expresamente. Sin embargo, la elección de sus temas no deja duda: su obra discurre al margen de una “naturaleza inocente”. La interrelación del hombre en el paisaje convierte sus construcciones en una nueva “naturaleza” ante las cuales el ser humano, su diminuta figura, aparece siempre pequeña e intrascendente frente a sus propias creaciones.

Cristóbal Pérez nació en Álora, Málaga. En sus cuadros de grandes ciudades se transmite la convicción de que la ciudad no es propicia a una relación entre las personas. La luz de los paisajes urbanos de Pérez otorga un carácter público a las escenas, sin embargo sus obras hablan de la destrucción de la vida pública. Sus ciudades son fenómenos surgidos del intento del hombre por dominar la naturaleza. Su obra se construye sobre la fantasía de que objetos físicos, edificios o agrupaciones de ellos poseen dimensiones psicológicas.

Parece ser que en nuestra sociedad actual la cercanía es el principal valor moral. Domina el mito de que todas las calamidades de nuestra sociedad se justifican por el anonimato, la lejanía y la frialdad en el trato. La acción humana, el apresurado vaivén, la actividad sin significado aparente característica de la gran ciudad, el caos cotidiano, impiden al hombre reflexionar. Pérez muestra el aislamiento del individuo en la gran ciudad como hicieran Edward Hopper e Ignacio de Zuloaga. En el “teatro del mundo” que relata Cristóbal Pérez sus personajes aislados se minimizan casi hasta desaparecer frente a las obras que construye. La humanidad se muestra empequeñecida por este paisaje, empequeñecida por su propia construcción: su cultura.

La actividad cotidiana impide reflexionar sobre las causas y motivos profundos de nuestra vida, pero en un momento inesperado, concreto e íntimo surge incontenible la contradicción: el espacio exterior es también el espacio interior. Edificios cortados y perspectivas insólitas atraviesan las capas paralelas del cuadro e introducen violentas diagonales siguiendo a Edgar Degas y Edward Hopper. Pérez observa a distancia, se retira de los cuadros y hasta parece renunciar a la firma con un pseudónimo, Toval. Su obra se caracteriza por la sospecha de que el motivo de su pintura no es el retrato del lugar, como hecho momentáneo, sino de la pintura como proceso. Cristóbal es un pintor al aire libre, evita el mero proceso de repetición porque, de acuerdo con Walter Benjamín, todos los procesos de reproducción tienen en común lo que él llamaba la “pérdida del aura”.

Como escribió José Francés (1883-1964) acerca de Sorolla: “si la entrada de la luz y el aire libre en la pintura española era tan necesaria como abrir la ventana en la habitación a un enfermo de los pulmones, igual de preciso lo es hoy”. Cristóbal Pérez desarrolla su propio estilo personal tanto a nivel formal como conceptual: su luz es muy visible, a veces estridente, sus sombras son muy amplias, llenas de contenido. En los paisajes urbanos de Pérez vemos elementos que proclaman la extensión de la naturaleza en un estado casi romántico hasta la civilización. La luz de sus cuadros otorga a sus paisajes la percepción de un movimiento continuado. La luz representa siempre la última e invencible batalla de la naturaleza. Los rayos chocan y penetran contra los edificios construidos por los hombres. Los márgenes y las aristas duras de sus edificios iluminados muestran que la reconciliación entre el hombre y la naturaleza, está lejos.

Javier Cerezo

Volver a inicio
Obra artística Ángel Cantero
ÁNGEL CANTERO - Galería de Arte
C/ Juan Madrazo, 25 - Bajo / 24002 LEÓN (ESPAÑA)
(+34) 987 24 23 54